I. Los miembros

La Comunidad Cristiana nuestra Señora del Recuerdo está constituida en la actualidad por más de 600 personas repartidos en más de 50 grupos que se reúnen periódicamente y asisten a la Eucaristía comunitaria mensual.

Cada grupo está formado por unas 10-12 personas aproximadamente coordinadas por un matrimonio con experiencia en grupos de Comunidad.

II. Actividad

Gira en torno a dos ejes:

a. Reuniones mensuales de grupo

Tienen lugar en las casas de los miembros de forma rotativa, buscando favorecer un clima cálido y humano y conseguir una estrecha relación entre los componentes del grupo. En esta reunión se tiene un tiempo de oración y se reflexiona sobre temas asignado. Una vez al trimestre se anima a celebrar la eucaristía con la asistencia de uno de los jesuitas que acompaña a la Comunidad.

b. Eucaristía comunitaria mensual

Es el centro de la vida de la Comunidad. Tiene lugar en el Colegio y es celebrada por alguno de los jesuitas que acompañan a la Comunidad. Cada mes la preparan diferentes grupos facilitando de esta manera las aportaciones de todos y favoreciendo el conocimiento y contacto entre ellos.

Dada la dificultad por el horario que para los miembros con hijos pequeños tiene esta misa comunitaria, se anima a participar en la Eucaristía que el Colegio Nuestra Señora del Recuerdo celebra todos los domingos a las 13 horas.

III. Vida espiritual y formación

a. Ejercicios Espirituales

Dado que la Comunidad está basada en la espiritualidad ignaciana es práctica habitual realizar una tanda de ejercicios espirituales dirigidos y en silencio al año. Suponen un retiro de fin de semana o de tres días que ayuda a alejarnos del día a día “individual” en el que vivimos inmersos y a profundizar en nuestra fe como encuentro personal con el Señor, para descubrir qué quiere Él de nosotros. Algunos grupos asisten conjuntamente a la misma tanda lo que potencia el conocimiento y conexión entre los distintos miembros de la Comunidad.

También va aumentando el número de personas que hacen el Mes de Ejercicios en la Vida Ordinaria·o que inician el camino “Tras las huellas de San Ignacio”.

Dentro de nuestros objetivos está el facilitar la asistencia a los ejercicios al mayor número posible de personas, aún siendo conscientes de la dificultad que puede suponer para matrimonios con hijos pequeños. Para ello también se intenta posibilitar un retiro de fin de semana o de un día con ayuda de monitores jóvenes que se encarguen durante el día de los hijos pequeños y adolescentes para que los padres puedan asistir al retiro.

b. Celebración Comunitaria de la Pascua

La Comunidad celebra anualmente el encuentro con el Resucitado tras la Semana Santa.

C. Peregrinaciones

Anualmente se realiza al menos una peregrinación que favorece la convivencia y la amistad entre los grupos de las distintas edades. El compartir vivencias profundas de nuestro proceso de fe, momentos de reflexión y de oración conjunta han hecho un bien enorme a la Comunidad. Se han realizado a lugares que tienen que ver con la vida de San Ignacio: Loyola, Aránzazu, Javier, Leyre, Montserrat, Manresa, o bien con otros motivos como fue el Camino de Santiago o Tierra Santa.

IV. Conferencias, Cursillos, etc

La Comunidad siempre tuvo entre sus fines prioritarios la formación de las personas que la componen. Esta formación se lleva a cabo fundamentalmente a través de la preparación de los temas, el material que se proporciona para ello y las reuniones de los grupos donde se reflexiona y se busca poder aclarar las dudas que puedan plantearse.

También se organizan conferencias sobre temas de interés formativo religioso y de actualidad, cursos de oración, cauces para llevar a cabo un compromiso social, presencia activa en la Red Ignaciana y en la comisión de Apostolado Laical de la Compañía de Jesús así como la colaboración estrecha con las actividades de la Asociación de padres de Alumnos del Colegio Nuestra Señora del Recuerdo. La Comunidad forma parte de la Plataforma Apostólica Local de Madrid, participando en el núcleo del Recuerdo.

V. Órganos de servicio

La Comunidad está asistida por un Consiliario que la acompaña siendo su actuación fundamental para la formación y la vida espiritual de sus miembros.

– Presidencia: elegida por la Comunidad cada tres años, representa a ésta y se preocupa por su buen funcionamiento y el cumplimiento de los acuerdos de la Asamblea y el Consejo General de Coordinadores.

-La Asamblea General, formada por todos los miembros de la Comunidad con representación individual, es el órgano superior de gobierno. Se reúne una vez al año.

-El Consejo General de Coordinadores, formado por los coordinadores de todos los grupos y el Consiliario. Es el órgano de gobierno entre asambleas y lo preside el/los Presidentes.

-El Grupo Asesor actúa como ayuda y asesoramiento de la Presidecia. Existen diversas áreas con la misión de proponer y realizar todo lo necesario para la organización y vida normal de la comunidad. Tales áreas son: Secretaria, Tesorería, Espiritualidad, Preparación de Temas, Comunicación, Acción social, Acogida, Peregrinaciones, Coordinación con otras instituciones y Pastoral Familiar.